Potrero de los Funes regula las fiestas privadas masivas

02/02/2017

 

Los que no cumplan recibirán una multa de 50 mil pesos. Además sancionarán a quienes produzcan ruidos molestos. No molestar. El que desee escuchar música a todo volumen deberá hacerlo con sus auriculares.

A través de los decretos Nº 12 y 13 el Municipio de Potrero de los Funes reglamentó los estándares de sonido permitidos y la organización de fiestas privadas que se organizan dentro de la Comuna. “Implementamos la 13 más que nada porque hemos observado que los vecinos organizan reuniones en sus casas sin tener en cuenta que deben contar con ciertas normas de seguridad. Queremos prevenir todo tipo de accidentes y son los menores los que generalmente concurren a este tipo de celebraciones. Todos vemos que a nivel nacional hay precedentes, después nos lamentamos por su muerte y en realidad los adultos somos los que no los cuidamos”, dijo el intendente Daniel Orlando y agregó que ambas normativas rigen desde el lunes.

Uno de los seis artículos que la componen define a las fiestas privadas como aquéllas que se realizan dentro de las propiedades a las que asisten más de cien personas, que son convocadas a través de las redes sociales o por otros medios, en las que se cobra o no entrada. “Fijamos ese número porque también se hacen cumpleaños y consideramos que por esa cantidad ya tienen que comunicarlo al Municipio”, explicó.

Para controlar que se cumpla el decreto, el jefe comunal especificó que crearon la Secretaría de Seguridad Pública, que funciona desde el 5 de enero. “En ella hay un equipo de inspectores municipales que se encargan de recorrer y controlar”, afirmó y añadió que las multas son severas, la mínima es de 50 mil pesos en adelante, y tendrán en cuenta la reincidencia. “Se les realizará un acta intimándolos a pagarla en un lapso de tiempo y si no hay resultados el trámite se dirigirá al sector judicial que se encargará de cobrarla”.

Orlando explicó que en años anteriores la Municipalidad clausuró cuatro fiestas “en ellas la cantidad de jóvenes era masiva, consumían alcohol y no había ningún tipo de seguridad. Entendemos que hay que cuidar a nuestros hijos, por eso no estoy de acuerdo en que se hagan estas reuniones sin medidas de seguridad y sanidad”.

Para conocer los requisitos que deben cumplirse para pedir autorización hay que acercarse al Municipio. “Por ejemplo el día de la fiesta sí o sí, tiene que haber una ambulancia, seguridad policial y deben contar con un seguro a los espectadores. Además el Municipio tiene que tener acceso para inspeccionar el lugar, así nos aseguramos de que las instalaciones eléctricas funcionen correctamente y las de sanidad se cumplan, entre otras cosas”, aseveró Orlando y agregó que necesitaban “poner cierto orden, lo que nos dio la pauta de que había que hacerlo fue lo que pasó en Cromañón, tenemos en nuestras espaldas una gran responsabilidad y debemos ser conscientes y precavidos porque esto podría pasar”.

Ruidos molestos

El decreto Nº 12 pone en órbita a la Comuna con el resto del país, ya que los límites máximos permitidos de ruidos se fijaron bajo los estándares nacionales de calidad ambiental. Entre las 7 y las 22, el establecido es de 60 decibeles; de noche se permitirán hasta 50 decibeles entre las 22 y las 7. Los locales específicamente habilitados podrán emitir sonidos hasta las 5 de la mañana; las celebraciones privadas habilitadas tendrán permiso hasta las 2 de la mañana, los viernes y sábados; y hasta las 0 de domingo a jueves.

“No queremos que se generen problemas entre los vecinos. Hay que tener en cuenta que éste es un lugar de descanso donde el turista viene a relajarse y no tenemos que perjudicar a nadie, ni a los que residen en Potrero”, explicó el intendente y afirmó que hay excepciones: “Hay celebraciones que benefician al turismo, que son provinciales y municipales. Se organizan especialmente para la recreación de quienes nos vienen a visitar y que son el atractivo principal de determinado día. En este tipo de reuniones está todo controlado y se cumplen todos los requisitos de seguridad”.

Orlando indicó que están prohibidos los ruidos molestos en todo Potrero de los Funes, que hay cartelería que indica aquellos espacios en los que no se puede molestar. “Con todas estas medidas queremos ordenar el Municipio, no hay problema de que organicen una fiesta siempre y cuando sea con las medidas que planteamos. En Capital Federal sabemos que hay dos boliches que están en subsuelos, que tienen paredes acústicas y que ya en la planta baja no se escucha nada y no molestan a nadie. Si todos hacemos lo que dice la legislación no habrá problemas. Si alguien quiere organizar una fiesta y los organizadores quieren cobrar entrada, como habitualmente hacen con los chicos de las promociones de secundaria, tienen que cumplir con las normas de seguridad y esto no es negociable. Con los chicos no se negocia. Los salones tienen que ser acústicos, en Potrero tenemos uno solo que cumple con las normas”, concluyó.

FUENTE Y REDACCIÓN: EL DIARIO DE LA REPÚBLICA

 

 

Please reload

Posts Destacados

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Posts Recientes
Please reload

Archive
Please reload

© 2010 - 2016 Provee San Luis Binario

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean